¡Bolívar Vive!

Artículo publicado e n el Semanario:

¡Bolívar Vive!

Por: Lic. Kelly Valecillos de Rosario

El 24 de julio de 1783 nació el gran libertador de cinco naciones.

Fue rico y murió pobre, sin siquiera una camisa propia que le sirviera de Mortaja। Un hombre que se volvió magno de gloria, dando todo por su patria, por verla libre. Pocos lo entendieron. Bolívar soñaba con una América grande, fuerte, donde existiera libertad. Desde Boyacá, Carabobo, Pichincha, Junín, Ayacucho llevo la libertad por América del Sur. El Libertador empezó a levantarse lentamente hacia la gloria desde su tumba. Las generaciones lo han visto crecer y sus ideas todavía después de 178 años se encuentran vigentes en nuestros días.

B o l í v a r es y s e r á u n modelo, t r a t o de todos los modos de ser entendido y en eso puso todo su empeño, genio y vitalidad. El no esta muerto, esta en nuestra memoria y en el agradecimiento por habernos dado su vida para ser una nación libre e independiente, quizás no como el hubiera querido ya que su mayor sueño era que estuviéramos unidos y no divididos.

Pero siempre será la llama que nos conduzca a un gran futuro y el mejor homenaje que debemos darle a quien nos dio tanto es sentirlo vivo conociendo su obra y siguiendo sus ideas y ejemplo. Debemos sentirnos orgullosos ya que en la historia de América no existe una figura que asuma más pasión ni desinterés, ni desprendimiento que aquel hijo de Caracas llamado Simón Bolívar El Libertador.

Existe tanto que hablar y escribir sobre Bolívar, un hombre polifacético, que vivió en época de La Colonia. Donde sus ancestros fueron unos de los primeros que llegaron. Desde niño se da cuenta que existe mucha injusticia, donde se cometían muchos abusos por parte de lo españoles ya que la colonización fue cruel y dura. El niño fue diferente, sencillo, era amigo de los esclavos negros y de lo indios.

No le importó clase sociales y luchó contra todas estas diferencias, tiene que batallar con diferentes adversidades, se desenvuelve en un mundo de intrigas। Lo hace fuerte para luchar para todo aquello que le tiene preparado el destino. Bolívar es un ser de carne y hueso que sintió, padeció y amó con todas la fuerzas del corazón, ayudó a los demás, al necesitado y el desposeído, él ofreció todo lo que tenía.

Por eso Bolívar nunca morirás en nuestros corazones. Era un hombre, un ser humano como nosotros hay que verlo así, no fue una divinidad pero no por eso dejo de ser un gran hombre. Amo este país como nunca nadie lo amo, con desprendimiento, con sacrificio, si pedir nada a cambio sino la gloria de ser El Libertador.

Se consagro por nosotros y a él le debemos nuestra libertad y Patria.

k_valecillos@yahoo.com.mx

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: